Mi historia de vida

Mi nombre es Alberto Bejar…El Chino para mis amigos y conocidos...50 años y con ganas de contarte mi historia de vida…que puede ser la historia de cualquiera, también la tuya…

Finalizaba el 7 de Junio de 1996 y volvía a mi casa para encontrarme con los míos  luego de una jornada extenuante de trabajo arriba de mi taxi en la parada del Aeroparque Jorge Newbery.
El semáforo en rojo de la intersección de la Av. Márquez y Panamericana me detuvo. Y en ese momento mi vida me cambio radicalmente...Siendo las 0.30 hs fue embestido por un Renault Regata que circulaba a 110 km por hora.
Mis sueños, mis proyectos, todo lo que tenia, mi pasado, mi presente, mi ser…todo todo. Al borde de la cornisa en el umbral de la vida o la muerte.
Fueron 7 días internado en un coma 4 irreversible para los médicos…con la familia resignada a un fin lleno de dolor y tristeza. Pero Dios con su amor puso la unción en las manos del personal medico del Hospital de San Isidro que gracias a su maravilloso trabajo me permitieron abrir los ojos y comenzar el lento proceso de recuperación.
A partir de ese momento sentí que un desafío jamás pensado se cruzo en mi camino:  EL MUNDO DEL DISCAPACITADO. Un mundo donde todos creemos saber y que en definitiva nadie conoce profundamente.
Porque a raíz del accidente no pude recuperar la movilidad de mis piernas y la silla de ruedas se TRANSFORMO EN UNA PARTE MIA.  
En una de esas tantas noches de desvelo provocado por la pesadilla, la tristeza, el dolor y las lagrimas, Dios instalo una frase en mi cabeza que paso a ser mi motivación: TODO SE PUEDE!!!.
A la mañana siguiente me subí a la silla de ruedas pensando que podía hacer y decidí apartarme a un lugar en soledad para orar y preguntarle a Dios “que hago?” y el volvió a instalar en mi mente “TODO SE PUEDE. CON VOLUNTAD Y FE”. De Ahí salí a la calle a enfrentar esta prueba que el destino cruzo en mi camino.
Y como pueden observar en las fotos que están en la galería con coraje, humildad, Fe, ganas, voluntad y valor asumí la meta: Realizar algo, lo que fuese!!!, para enfrentar la problemática del discapacitado en el país como por ejemplo la creación de fuentes de trabajo, respeto en la prioridad de atención en materia de salud, dificultades en los accesos a medios de transportes (aunque mejoraron queda mucho por hacer) y otras tantas complicaciones que se ven a menudo.
A pesar de haberme caído mas de 10 veces en el tren, incluso arriesgando mi vida, para cumplir con mi objetivo no me detuve, no baje los brazos, seguí adelante y acá estoy, contándote lo que atrevese.
Sigo intentando lo mismo, pero mas seguro, mas cómodo, con mas ganas, y con una reflexión que quiero compartir con vos que te tomaste unos minutos para entrar y leer esta pagina:
TODO SE PUEDE. NO TE DEJES VENCER. ME PASO A MI, LE PUEDE PASAR A CUALQUIERA, TAMBIEN A VOS
Por eso se instalo una meta en mi mente: Crear una fundación para el discapacitado y a través de ella alcanzar mucho de lo que falta.
Si estas de acuerdo, si queres ayudarme, dale compartir y me gusta.
Gracias!!! Que Dios te bendiga!!!

El Chino

Agradezco el apoyo y la colaboración de mis compañeros taxistas que todos los días con la compra de una golosina me permiten vivir.

Está aquí: Home Conocéme